3 de diciembre de 2014

¿QUÉ NO DARÍA?



(Imagen captada de la red)
¿QUÉ NO DARÍA?


¿Eres suave latir o duro acero,
exquisito vigor o cruel milicia?
Dime si puedo, en mi mortal codicia,
albergarte por siempre en mi granero.

Solo sé que la esencia de un te quiero
engloba dulces mundos de delicia
y el empíreo latir de una caricia
puede engendrar la vida, cual venero.

¿Cómo aferrarte, Amor, a mi montura,
y obtener tu tutela y tu ventura,
como compadre fiel de romería?

Sin tu áurea vital, no existe cielo
ni gloria ni placer; tal es tu vuelo.
Por disfrutarte, Amor, ¿qué no daría?

Perversa desventura,
el no catar la miel de tu clausura.


Candela Martí
Safe Creative:  1412032674156