17 de octubre de 2015

BLANCOS JAZMINES

 
(Imagen sacada de la red)  

 BLANCOS JAZMINES 



Cuando un día el descanso me llegue, merecido,
y mis ojos ya puedan abrirse a nueva luz,
no quiero que en Noviembre nadie me lleve flores
ni rece ante una tumba con los brazos en cruz.

Y si hay alguien que aún vive, en este claro mundo,
               que un día me estimara y llorase mi adiós,
recuerde que invisible yo restaré a su lado
y en las noches de luna cantaremos los dos.

Mas no intenten hallarme en tumbas o ataúdes;
mi alma será libre, mis manos serán flor;
regresarán a donde nacieron los colores
y cual blancos jazmines derramarán su olor.
 
A quien quiera encontrarme, que me busque en su alma
y en esos invisibles ojos que todo ven.
               También podrán hallarme en el sonoro canto
de ese beso marino y en su dulce vaivén.

Y a ti, mi amante amado, no penes por mi causa;
 recuerda aquellos días que contigo escapé,
a mundos de locura, a mundos de otros mundos,
ya que por esa senda... a ti regresaré.


                Candela Martí
                  Safe Creative: 1510175511151