18 de junio de 2009

GRIS AZUL

                                        

                                 Que poco queda de aquel tiempo de rosas
y que oscura nada embarga mi gélido presente.
Con los brazos en cruz ante el destino,
me detengo un instante
y tu nombre vuelve a alborotar mi alma,
como aquel día en que llegaste.
De qué sirve la vida sin tu vida
y sin el beso de tu luz en mis pupilas.
Sentido atardecer que sangra
con la herida abierta de tu ausencia.
En almohada de olas vespertinas
descansará el dolor
y todo volverá al eterno equilibrio
entre las aguas.

Maldita soledad que desdibuja
el gris azul de la mirada
y me vuelve animal
que sueña con la muerte.



Candela Martí
Safe Creative #0812141754274

2 comentarios :

  1. -magnífico amiga, te digo algo nos parecemos ..nos parecemos, quizás no en la escritura pero si en el pensamiento. Me has hecho sentir lo que siempre siento , ya incorporado a mi ser!
    un besoo enorme
    M.susana

    ResponderEliminar
  2. Gracias, querida Susana, por tus palabras. Me alegra mucho saber que te identificas con el sentir de este poema.

    Mi abrazo muy fuerte para ti.

    ResponderEliminar