13 de agosto de 2016

POR PERDIDOS DABA YO

 
(Imagen captada de la red) 

POR PERDIDOS DABA YO


Por perdidos daba yo
tus caricias y tus besos,
pero tú los acuñabas
en las aguas de tu mar.

Por perdidos yo los daba,
al no saber que existían,
pero todos los guardabas
desoyendo el qué dirán.
Y volvieron a mi arena
una noche de verano,
cuando la luna encendía
farolillos de cristal.

¡Ay! de tu limpia mirada
acelerando mi sangre,
que al tocarme se avivaba
desvelando tu verdad.
Qué felicidad mi nombre
entre tus labios callados;
ya por siempre así los quiero,
custodiando mi zaguán.

Por perdidos daba yo
tus caricias y tus besos,
pero todos retornaron
al calor de mi lagar.


Candela Martí
Safe Creative: 1607288462668

10 de mayo de 2016

DESVARÍO

 
(Imagen captada de la red) 

DESVARÍO


En este anochecer lluvioso y frío,
recuerdo tu pasión de amor oscuro.
Almática existencia, cual conjuro,
que recorre mi ser y mi vacío.

Me amarro, apresurada, a tu navío,
delirio que subyace bajo muro,
dejándome abrazar y me aventuro
a nombrarte en silencio. Desvarío.

Y te siento en mi piel y, aunque me niegas,
palpo tu sed de mí.
Recorres el camino y cuando llegas
renace la liturgia del anhelo,
al borde de unos labios carmesí.
Ya,
todo está en su lugar.Y yo en tu cielo.


Candela Martí
Safe Creative:
1605107488783

6 de mayo de 2016

EL RÍO (Romance)

 
(Imagen captada de la red) 
EL RÍO

Montañas altas, erguidas,
recostadas en el cielo,
que portáis en vuestros brazos
blancas nubes de silencio;
estáis preñadas de vida,
engendrada en vuestro suelo.
Pequeñas gotas de agua
(besos de escarcha en enero)
que van brotando despacio,
entremezcladas de ensueños,
naciendo con vocación
de tímidos arroyuelos;
juguetonas, atrevidas,
como manadas en celo,
que bajan, saltan y surcan
rocas, juncias y senderos.

Y buscan a más hermanas,
llegadas de otros terrenos,
para abrazarse y formar
un hogar limpio y sereno:
un manantial cristalino
que el sol roza con sus dedos.
La madre Naturaleza,
en este mismo momento,
le bautiza como río
y va amorosa a su encuentro.
Le regala bendiciones
y vida plena y sin miedos,
para empezar su andadura
de río alegre e inquieto,
cada vez más caudaloso
por los guiños del deshielo.

Transita fuerte y vital,
enredado con el tiempo,
alimentando a su paso
a vergeles y a desiertos,
regalando a manos llenas
su bondad y su universo.
Sigue atravesando bosques,
ciudades, campos, senderos,
sabiendo que en su andadura
va acortando su trayecto,
pero intuyendo que hay
un gran mar para acogerlo.
Y cuando llega a su fin,
feliz halla su sosiego,
entre unas aguas benditas
que lo acogen en su seno.

Río que naces y vives
regalándonos tu empeño,
enséñanos a vivir
con la mirada en el cielo.


Candela Martí.
Safe Creative:  1401069775318