22 de octubre de 2010

BATALLANDO



Desoigo dulces voces intrigantes
si al ocaso me lanzan de la vida,
memoria ya desértica y vencida,
pues los pulsos se mueven tal que antes.

Mil sueños y quimeras incesantes
me presiden el alma incomprendida,
mimosa por los años colorida,
con frutos de vigor y fe constantes.

Se transforman, con juncias olorosas,
los bordes de mis ríos en reductos
serenos y vitales, cual comando

diluyente de noches silenciosas.
No estoy, aún, en tiempo de usufructos
y sigo en pie, guerrera y batallando.


Candela Martí
Safe Creative #1010217631323

45 comentarios :

  1. Precioso soneto, amiga. Me gusta la fortaleza y seguridad que emana de tus versos. Un gran placer leerte y saludarte.
    Espero visites algún día mi balcón, cuando plazcas.
    Un abrazo y un beso, desde Extremadura.
    Carmendy

    ResponderEliminar
  2. Como astro luminoso, nos regalas belleza cada cierto tiempo...Bello soneto Candela.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Un poema contundente, de alguien que sigue en la lucha; a quien no amedrenta el paso del tiempo ni las canas. Ya quisiera yo tener esa seguridad en mí misma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito tu Poema, Candela, y guerrera y batallando hay que estar hasta el final.

    Un abrazo por tu regalo

    Pilar

    ResponderEliminar
  5. Así debe ser, amiga... Siempre en la batalla, combatiendo contra los elementos que se interfieran en el camino.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Mientras la fuerza y la paz sigan contigo se irán renovando en tu alma los nuevos perfumes de la vida.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Precioso yprofundo soneto.Muy bien construidocon un ritmo perfecto y un contenido trascendente.Un abrazo Felicidades.

    ResponderEliminar
  8. Muy bien dicho y de la mejor forma, el soneto.
    Vital, positiva y creativa hasta el final.
    Felicidades.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La madurez de tu paso por la vida te hacen sentir así, invicta escuchando tus propias voces.
    Bs.

    ResponderEliminar
  10. Estimada Carmendy, muy agradecida por tu presencia en este soneto; me alegra que te haya gustado y agradezco mucho tus palabras.

    Prometo pasar por tu rincón. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Taty, es una alegría saberte cerca y recibir tus palabras cual agua de rocío.

    Un abrazo fuerte, amiga mía.

    ResponderEliminar
  12. Estimada Mercedes, la vida no deja muchas opciones a la hora de seguir o no seguir, por lo que lo normal es seguir batallando en ella, sin grandes ruidos pero con constancia.
    Me alegra que me hayas dejado tu huella en este soneto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Amiga, Mª del Pilar, así, tal y cómo lo dices, es: guerreando y batallando hasta el final; no hay otra.

    Un cariñoso saludo para ti, deseando estés ya totalmente restablecida.

    ResponderEliminar
  14. Amiga E. Martí, gracias por pasar a dejar tu cálida huella por este poema.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Mi querida C. de Silos, con amigas como tú, los perfumes de la vida están asegurados. Mil gracias por estar, siempre, cerca.

    Un beso de otoño.

    ResponderEliminar
  16. Milagros, me alegra mucho que te haya complacido este soneto y su mensaje. Gracias por apreciarlo.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Mª Teresa, es siempre una brisa de ánimo el saber que estás en mi rincón y que te complacen mis sencillos versos.
    Gracias por llegar hasta mí.

    Un cordial y sincero abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Igna, gracias por tus palabras, gracias por tu presencia.

    Un cordial saludo con mi amistad.

    ResponderEliminar
  19. Muy bien! así me gusta a mi,guerrera y batallando, bello poema ,con mucna fuerza y ritmo...Bello...un abrazo y que tengas una linda semana

    ResponderEliminar
  20. La vida siempre nos presentará retos, siempre se tratará de batallar, y de seguir adelante. Así es y será por siempre la vida. Tan solo los valientes saldrán adelante.

    Muy bellos tus versos, con mucha fuerza y sentimiento.

    Te sigo. Un beso mas que grande

    Walter.

    ResponderEliminar
  21. Bellísimo, contundente y perfecto Soneto, querida amiga.
    Cruenta y, a la par, mágica batalla la que libramos por distanciarnos del ocaso lo más posible.
    Precioso el tema, el mensaje, la forma de explicarlo poeticamente impecable, en fin, una verdadera gozada leerte.
    besos. María.

    ResponderEliminar
  22. Carmen, me complace verte por este soneto y más que te haya gustado el mensaje que lleva implícito.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  23. Walter, muy agradecida por tu visita y por tus palabras. Todos intentamos ser valientes pero no siempre lo logramos aunque siempre queda la opción de volverlo a intentar, ¿no crees? Batallar es una de las formas de seguir intentándolo.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  24. Querida María, tienes razón, cruenta batalla la que intentamos ganar al ocaso de la lucidez, que no deja de ser en si misma la vida, y en ello estamos todos/as.

    Gracias por tu apoyo incondicional y sincero. Sabes bien de mi cariño y amistad, que no conoce ocaso.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  25. Querida amiga: el vigor y la fe son "sólo" dos de tus constantes, porque conozco muchas más. Eres una de esas personas que enriquecen la vida de quienes tenemos la suerte de conocerte.

    He puesto un fax a mis musas, les he pedido que vuelvan... ojalá me atiendan.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  26. ¿Que os puede contar este viejo soldado de guerras y batallas?,... hablemos mejor de voces francas y sinceras, mi Señora,... hablemos de vidas renaciendo, de memorias felices y vencedoras,... hablemos, Señora, de ese vigor y de esa fe Vuestras,...

    ¿Y seguís en pie, mi Señora?

    Después de todo,... parece que hemos hablado de guerras y batallas.

    Gestos en usufructo variados.

    ResponderEliminar
  27. Cuánta fortaleza,la de una verdadera guerrera,la vida cada día nos presenta batalla,para seguir debemos cargar en nuestra mochila seguridad,fueza,fé,amor,templanza y aunque nada es fácil,el camino nos espera.GRACIAS,POR AGRGARTE A MI BLOG,tambien lo he hecho con mucho gusto,me gusta como escribes.UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  28. Estimado amigo Diávolo, no sabes cuánto me alegra verte por aquí y saber que sigues, también, batallando.
    Gracias por tus generosas palabras y por tu apoyo y compañía constantes.

    A buen seguro que tus musas ya están de camino.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Rodrigo, siempre para mí es un placer recibirte en mi sencilla casa y ofrecerte lo que hay en ella. Esta vez tocó batalla y guerra pero, eso sí, pacíficas.

    Sí, parece que sigo en pie. Espero que vos también.

    Un gran abrazo fraternal.

    ResponderEliminar
  30. Gracias, Isabella, por adherirte a mi blog y por dejarme tus palabras y tu huella en este poema. Espero, y deseo, seguir contando con tu presencia, amiga.
    Sí, la vida es una batalla constante, no lo dudes.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  31. Una batalla con oasis de descanso para retomar fuerza. Amix que nunca nos visitamos, te ví en el blog de Terly gran amigo y dije voy a dejarla un besote y un abrazo.

    Rocío

    ResponderEliminar
  32. Hola, viajando en este hermoso mundo de Blogs del cual pertenezco llegue a tu lindo blog... que esta lleno de hermosas letras con mucho sentir que llenan la vista y tocan los sentimientos y alimenta el alma... muy lindo tu blog...

    saludos
    linda semana
    abrazos

    te invito a visitar mi Blog y desde ya se siempre bienvenida... miles de gracias...

    http://poesia-del-cielo.blogspot.com/

    Permiso para seguir tu Blog.

    ResponderEliminar
  33. Rocío, amiga mía, muchas gracias por incursionar en mi blog desde la casa de Terly, buen amigo, también. Un lujo tenerte como lectora.
    Tienes razón, deberíamos tener la buena costumbre de visitarnos. Hoy lo intento.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  34. Poeta del cielo, sé bienvenido a esta tu casa. Celebro que hayas llegado a mi ventanita y me hayas dejado constancia de tu presencia. Me alegra que te sientas a gusto entre mis sencillos.

    Un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Gracias por tu visita y ser parte de mi cielo en poesia... gracias se siempre bienvenida

    saludos
    linda semana
    abrazos

    te sigo..

    ResponderEliminar
  36. La vida es una continua batalla por salir adelante.
    Un saludo Candela y gracias por hacerte seguidora de mi blog

    ResponderEliminar
  37. Gracias, Mª del Carmen por corresponder a mi visita y dejarme tu presencia en este soneto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Creí haberte escrito a esta entrada tuya y ahora veo que al menos lo pensé porque te echaba de menos.
    Lo bueno de haber sido río joven e impetuoso es saber apreciar los bellos remansos donde los sauces se aman sin esos rápidos apasionamientos que se tornan en una infinita ternura.
    Que no falten esos remansos en tu rió.
    Un abrazo favorita Candela.

    ResponderEliminar
  39. nunca perder la fe y seguir el camino de la lucha , sin dejarse vencer, caer , levantarse y ser siempre guerrera.

    besitos

    ¯`♥´¯)
    `*.¸.*´
    ¸.•´¸.•*¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´ (¸.•Con cariño,´.•´¸¸.•¨¯`♥

    ResponderEliminar
  40. Estimado amigo Man, con sumo retraso, quiero agradecerte por tus cálidas palabras en este soneto.

    Un gran abrazo, con remanso incluído.

    ResponderEliminar
  41. Silenciodelanoche, muchas gracias por haber llegado a mi ventana y haberme dejado constancia de tu presencia. Seas bienvenida. Espero seguir contando con tus palabras.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  42. Yo sabía que tú conseguirías el reconocimiento que tienes. Escribir así, con esa maestría y delicadeza es maravilloso. Pasarse por aquí de vez en cuando es todo un placer. Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  43. Llegué, Candela!!!
    Es un placer inmenso haberte conocido.

    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  44. Querida amiga María, el placer es recibirte y tenerte como lectora. Mi agradecimiento por tus palabras y por tu hermosa huella en este soneto.

    Mi abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Amelia, qué alegría saberte aquí, en mi rincón.
    Fue realmente hermoso el conocerte y sentirte tan cercana a través de tu bella y sutil poesía.

    Mi abrazo enorme, amiga.

    ResponderEliminar