17 de octubre de 2015

BLANCOS JAZMINES

 
(Imagen sacada de la red)  

 BLANCOS JAZMINES 



Cuando un día el descanso me llegue, merecido,
y mis ojos ya puedan abrirse a nueva luz,
no quiero que en Noviembre nadie me lleve flores
ni rece ante una tumba con los brazos en cruz.

Y si hay alguien que aún vive, en este claro mundo,
               que un día me estimara y llorase mi adiós,
recuerde que invisible yo restaré a su lado
y en las noches de luna cantaremos los dos.

Mas no intenten hallarme en tumbas o ataúdes;
mi alma será libre, mis manos serán flor;
regresarán a donde nacieron los colores
y cual blancos jazmines derramarán su olor.
 
A quien quiera encontrarme, que me busque en su alma
y en esos invisibles ojos que todo ven.
               También podrán hallarme en el sonoro canto
de ese beso marino y en su dulce vaivén.

Y a ti, mi amante amado, no penes por mi causa;
 recuerda aquellos días que contigo escapé,
a mundos de locura, a mundos de otros mundos,
ya que por esa senda... a ti regresaré.


                Candela Martí
                  Safe Creative: 1510175511151

28 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Gracias, Amapola Azzul, por tu paso por este poema y por tus palabras.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Composición que bien pueda trasladarse a "alejandrinos asonantes", con ese recuerdo perenne de José Ángel Buesa.
    Un abrazo y felicitaciones por este excelente trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, gracias por leerme y hacerme pensar a raiz de tu bello comentario sobre estos versos.
      Te he hecho caso y he transformado el poema en heptasílabos en alejandrinos, tal y cómo sugerías; el resultado me gusta y hace más corta la lectura.

      Agradecida por tu presencia y tus palabras. Un abrazo cordial.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola, Rosa Mª Villalta! Me alegra saberte aquí, en este poema, y, así, poderte agradecer por tu huella en él.

      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  4. Candela, me alegro verte de nuevo por aquí, amiga...Tus versos nos recuerdan la cadencia y profundidad de los clásicos de la literatura...Esos jazmines coronan tu presencia más allá del tiempo y el espacio. Tu alma se eleva con clara espiritualidad en tus bellos versos.
    Mi felicitación y mi abrazo de luz, Candela.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, me hace feliz verte en mi espacio y leer tus bellas palabras para con este poema, que viene un poco al hilo de las fechas en las que estamos. Muchas gracias por pasar y dejar tu huella, amiga mía.
      Siento el tiempo que he estado alejada de aquí pero, espero que este tiempo de otoño me dé alas para retornar de a poquitos.

      Un abrazo otoñal y cariñoso.

      Eliminar
  5. Bellísimo, excelente poema en versos alejandrinos, querida Candela, me ha encantado y emocionado, pienso que la mayor y mejor misión del arte poético, al igual que el musical, es la de emocionar y tú, con este poema lo has logrado altamente, amiga.

    Hace tiempo que todos los días estoy por llamarte, pero se me complican las horas y ya no sé usarlas con la misma diligencia de antes, mas no dudes que lo haré a no mucho tardar y hablaremos un poquito de lo divino y lo humano.

    Un abrazo grande y cariñoso desde este domingo lluvioso y otoñal. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimada y entrañable María, me alegra que hayan sido de tu agrado estos versos y que en ellos hayas hallado emoción. Siempre se intenta trasmitirla pero nunca se sabe, a ciencia cierta, si se logra.

      No creo que no utilices tu tiempo con diligencia, conociéndote es imposible pensar eso; tú eres una mujer poliédrica y capaz en todos los sentidos. Otra cosa es que la vida, muchas veces, se nos complica y no alargamos para mucho más que para ir batiendo alas e ir avanzando contra viento y marea.

      Estaremos en contacto, no lo dudes. Un abrazo de sol y paz.

      Eliminar
  6. Muy buen tema has escogido para este poema. Todo lo mejor hay que darlo en vida, después ya nada sirve, ni los llantos, ni los rezos y esas flores que se marchitan.
    Me darías una alegría si pasaras por mi blog ,pues cumple 6 años y encontrarás una de mis nuevas estructuras métricas.
    Un abrazo Candela
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, estimada Sor Cecilia, por dejar su inestimable huella en este poema. Realmente, hay que intentar que en vida se pueda dar todo aquello que deseamos a quienes amamos, eso es muy cierto; después solo el recuerdo queda y no todos somos capaces de apreciarlo y entenderlo en su inestimable dimensión.

      Prometo pasar a leer y descubrir sus nuevas estructuras poéticas, en ese 6º aniversario de su blog.

      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Me alegra mucho encontrarte aquí.

      Pienso en lo que me comentaste vía mail y prometo decirte alguna cosa, en cuanto me sea posible ir a vuestras reuniones poéticas.

      Otro abrazo de vuelta.

      Eliminar
  8. Francamente no se que decir ante tan hermoso poema lleno de sensibilidad, donde se desprende un aroma de ternura increíble. Bello tema al que le das brillo con tu pluma rítmica que trasmite y emociona.
    Un placer volver a leerte Candela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimada poeta, mil gracias por tu presencia y por tus palabras. Me hace feliz saber que este poema te ha agradado y te ha llegado. Siempre tu huella me hace sentir feliz. Gracias.

      Un fuerte abrazo,Elda.

      Eliminar
  9. Más allá del final queda queda nuestro paso por la vida, dejando un aroma imborrable en el recuerdo.
    Precioso!!

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Manuel, siempre se pretende dejar un cierto perfume en el recuerdo de aquellos seres que han sido importantes en nuestro paso por esta vida y casi todo el mundo se esfuerza en ello. ¡Ojalá que lo logremos!

      Gracias por dejarme constancia de tu paso. Un abrazo cordial, poeta.

      Eliminar
  10. Siempre estarás viva en tus poemas, tu esencia maravillosa de poeta será un legado de incalculable valor.

    Me ha impactado la belleza y pulcritud de tus alejandrinos, eres inmensa, querida Candela.

    Felicidades y besos, amiga !!!

    Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida y admirada Pilar, hacía tiempo que te echaba en falta y encontrarte aquí, en este poema, me ha llenado de alegría. Gracias por leerme y dejarme tus cariñosas y excesivas palabras. Ya sabes que agradezco tu lectura, tu cariño y tu amistad en extremo.

      Tengo ganas de hablar contigo; a ver si en breve podemos comunicarnos. No dejes de cuidarte y de seguir escribiendo cómo tú sabes. Todos te necesitamos.

      Todo mi cariño en este abrazo.

      Eliminar
  11. Hola Candela, leerte es como poner palabras a muchos de mis pensamientos y me he sentido totalmente identificada contigo, por lo que me quedo para seguirte. Yo también intento expresar sentimientos mediante la poesía y siempre con el deseo de aprender de todo lo que me rodea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manuela, siento el retraso en responderte pero, he estado ausente del blog durante semanas.
      Muchas gracias por tus palabras, por tu sentimiento de identificación con mis sencillos versos y por seguirme en este espacio.

      Pasaré a leerte. Un abrazo cariñoso.

      Eliminar
  12. No sólo un bello poema, sino que rezuma el alma en cada palabra cierta. Pues como bien señalas la muerta es nada.

    Hola Candela, me ha encantado la frescura con que cantas a la vida.

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Ernesto.
    Me alegra tu visita; hacía mucho que no sabía de ti. Y, también, me alegra que te haya complacido este poema de aromas de flor y eternidades.

    Estamos en contacto. Un abrazo fuerte, amigo mío.

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado volver a leerte después de estar yo tanto tiempo ausente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, lunaroja, me alegra mucho volver a verte por mi rincón. Y, sí, de ausencias todos nos vestimos algunas veces, sea por necesidad o por otras causas. ¡Seas bienvenida!
      Gracias por dejar tu huella en este poema.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Buenas noches, amiga mía. Me alegra verte en esa imagen al lado del mar tan tranquila y risueña.

    Marcamos aspectos de la vida sin mayor pretensión ni compromiso. Algo así como las margaritas en primavera... ¡expresan! Indiferentes al detalle y a la receptividad.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, gracias por tus palabras y tu compañía en este post. Siempre para mí es una alegría recibirte aquí.

      Buen fin de semana. Un abrazo fuerte.

      Eliminar