27 de febrero de 2010

OVILLEJOS DE AMOR


 

          (I)

Tu sonrisa tan soñada:
¡Morada!
La certeza de quererte:
¡Mi suerte!
Tus labios en noche oscura:
¡Ventura!
Es una dulce locura
el amor cuando nos ciega
y nos deja como entrega:
 morada, suerte y ventura.

(II)

¿Quién zanjará mi dolor?
¡Amor!
Aquel instante sagrado:
¡Ansiado!
Cuando tu abrazo yo evoco:
¡Sofoco!
Si en mis sueños te convoco
todo mi ser se estremece
y por mi piel enardece
amor, ansiado sofoco.

(III)

Es tu caricia perdida.
¡Herida!
Por estar bajo tu abrigo.
Te sigo.
No sé qué será de mí.
Sin ti.
Desde que yo te perdí,
todo camino es oscuro
y aunque vivir yo procuro,
herida sigo sin ti.

Safe Creative #1001225365287


39 comentarios :

  1. Un placer venir a leer poemas tan bellos.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estos versos de preguntas con respuestas en el àmbito del amor, y una estrofa de sìncopa de las respuesta. Bellos versos. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  3. Candelaaaaaaaaaaa!!! Un aplauso enorme, amiga.

    No conocía esta estructura, y me parece complicadísima. Tiene muchísimo mérito, ¡vaya que sí!

    Me encanta que publiques porque, además de disfrutar, aprendo siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Magníficos ovillejos, encadenados a su vez entre sí.

    Si eliminamos la perte inciail y dejamos las tres redondillas que da un poema maravilloso

    Es una dulce locura
    el amor cuando nos ciega
    y nos deja como entrega:
    morada, suerte y ventura.

    Si en mis sueños te convoco
    todo mi ser se estremece
    y por mi piel enardece
    amor, ansiado sofoco.

    Desde que yo te perdí,
    todo camino es oscuro
    y aunque vivir yo procuro,
    herida sigo sin ti.

    Mi aplauso

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡M a r a v i l l o s o!!!.
    Es todo un sueño.
    ¡Que preciosidad!
    ¡¡¡Enhorabuena!!!
    Ha sido un verdadero placer entrar en tu mundo.
    Muchas gracias por compartirlo.
    Un fortísimo abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola cielo unos versos preciosos un placer leerte
    un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito, Candela. La ingenuidad, sentida dentro, si se expresa con sencillez infantil, siempre tiene la belleza de la verdad y la pureza de la infancia. Mi cordial y cariñoso saludo. Luis Madrigal.-

    ResponderEliminar
  8. Querida Candela:
    Me han encantado tus ovillejos... ¡Qué maestría!
    No hubieses tenido precio como "contable" por aquello de lo bien que te cuadran los balances.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Un poema encantador, una utilización sabia de una estrofa clasica. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muy hermosa su poesía Candela,un abrazo:MM

    ResponderEliminar
  11. Querida Candela:
    Con qué frescura
    Con qué dulzura
    Tanta hermosura

    ResponderEliminar
  12. que bella forma de interpretacion a un sentir profundo...un canto natural.
    me gusto.un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Mercedes, por volver hasta esta senda.

    Mi abrazo, con retraso.

    ResponderEliminar
  14. Amgio Carlos Augusto, me alegra que te hayan gustado estos ovillejos y hayas pasado a leerlos.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  15. Estimado amigo Mario, siento el retraso en agradecerte tus palabras y tu afecto. Me siento feliz si estos sencillos poemas han podido aportarte alguna cosa.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Antonio, agradecida por tu presencia y por tu comentario. Realmente, la suma de las redondillas da como resultado otro poema, que bien podría leerse solo, tal y cómo lo has dejado tú.

    Mi abrazo y mi amistad.

    ResponderEliminar
  17. Querida C. de Silos, me sonrojas con tus amables palabras pero te agradezco mucho tu énfasis y tu cariño.
    Un lujo saberte aquí, amiga mía.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Gracias, Luna, por dejarme tu huella en estos poemas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Amigo, Luís Madrigal, es grato para mí saber que has llegado a leerme y me has dejado tu huella en forma de respuesta.

    Un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Terly, me alegra tu comentario dado que también tú escribes ovillejos y sabes cómo manejar esta estructura poética.
    Siempre te digo que es un lujo saberte cerca, como lector y amigo.

    Mi abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  21. Pedro, gracias por tu comentario. Celebro tu presencia en mi blog.

    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  22. Pantera, un gusto conocerte y agradecerte por tu presencia en este poema. Celebro que te haya gustado.

    Un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Estimado Man:

    ¡Cuánta bondad!
    ¡Cuánta fidelidad!
    ¡Bendita amistad!

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  24. Jhony, un gusto agradecerte tu paso por mi blog y por tus palabras en este poema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Daga que maltrecho deja el corazón... el amor no correspondido.
    Besitos Candela. :-)

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias, Darilea, por tus amables palabras.

    Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  27. Difícil tarea la seguir adelante con heridas que nunca terminan de cicatrizar...

    ResponderEliminar
  28. Noesperesnada, cierto es que hay heridas dificiles de curar pero... hay que tener esperanza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. He venido a saludarte y que mejor que releer estos ovillejos,
    Un claro ejemplo de tu buen hacer poético.

    Recibe un abrazo grande
    Rossana

    ResponderEliminar
  30. Mi querida Rossana, tus palabras y tu presencia son un baño de cariño y amistad para mí. Mil gracias por estar, siempre, cerca.
    Pasaré pronto a leerte. Mil cosas lo han impedido hasta hoy.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  31. Querida Candela: A mí que, soy una loca de la métrica y la rima, me han entusiasmado estos versos tuyos de impecable factura en el fondo y la forma. Te felicito sinceramente, amiga.
    Hace mucho que no te veo por mi blog.
    Besos. María.

    ResponderEliminar
  32. Querida María, mil gracias por pasar por estos ovillejos y dejarme tu hermosa huella.
    Siento mi ausencia de tu blog. Acudo, ahora mismo, a remediar ese graso fallo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Es tu caricia perdida.
    ¡Herida!
    Por estar bajo tu abrigo.
    Te sigo.
    No sé qué será de mí.
    Sin ti.
    Desde que yo te perdí,
    todo camino es oscuro
    y aunque vivir yo procuro,
    herida sigo sin ti.

    Con este Ovillejo me ha respondido la duda si era valido colocar un monosílabo para completar el pie quebrado.. y gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  34. Es tu caricia perdida.
    ¡Herida!
    Por estar bajo tu abrigo.
    Te sigo.
    No sé qué será de mí.
    Sin ti.
    Desde que yo te perdí,
    todo camino es oscuro
    y aunque vivir yo procuro,
    herida sigo sin ti.

    Con este Ovillejo me ha respondido la duda si era valido colocar un monosílabo para completar el pie quebrado.. y gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  35. Que ovillejos más hermosos Candela, creo que son de los más bonitos que he leído por su fluidez.
    Yo he hecho alguno pero se notan muy forzados y al final son una birria porque las rimas no me salen, jajaja. Me parece una forma bastante difícil para una novata en esto de la poesía.
    Un placer haberme pasado por aquí.
    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
  36. Anda, si creí que era una entrada nueva y ahora me he dado cuenta de la fecha. Bueno es igual, he tenido la oportunidad de leerlos y me alegro mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar